viernes, 17 de mayo de 2013

COLUMNA DE TRAJANO (IV)



La columna de Trajano, obra probablemente de Apolodoro de Damasco, se alza detrás de la basílica Ulpia,  situada entre dos bibliotecas, una griega y otra latina. Fue levantada en el año 113 n.e. para conmemorar la victoria sobre los dacios.
La columna de Trajano, de casi 40 metros de altura, es el único monumento del foro que se ha conservado ileso hasta la actualidad. La columna, compuesta por 17 tambores de mármol, se alza sobre un zócalo cuadrado y cuenta en su interior con una escalera de caracol transitable. Antiguamente, aparecía coronada por una estatua de bronca dorada de Trajano, pero el papa Sixto V ordenó en 1588 que la sustituyeran por una estatua de San Pedro. La inscripción sostenida por dos Victorias y situada en el zócalo por encima de la Puerta cita la función del monumento en honor de Trajano: la columna debía mostrar “la altura que tenia la montaña suportada con tantos esfuerzos”. Además, la columna era a la vez un monumento triunfal y sepulcral: en el interior del zócalo decorado con relieves se guardaba la urna dorada con las cenizas del emperador.


2 comentarios:

Isabel Barceló Chico dijo...

Su altura se refiere a la que tenía la colina del Quirinal que hubieron de rebajar en toda esa zona para hacer sitio a los mercados y el foro de Trajano donde estaba la columna. Es una maravilla. Besazos.

profedegriego dijo...

Querido Francesc, esta cinta helicoidal siempre me ha recordado la cintas de las viejas películas, pero esta vez una de esas "verdaderamente de romanos". Es un lujazo contemplarla y admirarla allí "in situ" como un auténtico documento de la Gran Historia de Roma.
Mil bicos.